Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ▬ UNHEILIG ROL - Afiliacion Elite
Jue Jul 30, 2015 6:14 pm por Invitado

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (normal)
Lun Jun 15, 2015 9:08 pm por Invitado

» Oniric City [Afiliación Élite]
Vie Mayo 01, 2015 3:18 am por Invitado

» No comprendo nada.
Sáb Abr 25, 2015 9:41 pm por Kaoru

» Euphir Virietum | YAOI+18 «NORMAL»
Jue Abr 02, 2015 6:53 pm por Invitado

» Tale of Crassis Kingdom {Afiliación élite}
Lun Mar 16, 2015 12:39 am por Invitado

» Pearlhook University (Normal)
Jue Mar 12, 2015 11:02 pm por Invitado

» La Pluma y la Ficción [Afiliación Normal]
Mar Mar 03, 2015 5:41 pm por Invitado

» Crónicas de Argandia | Élite |
Dom Feb 22, 2015 1:10 pm por Invitado



El verano es una de las cuatro estaciones de las zonas templadas. Es la más cálida de ellas. Ocurre entre la primavera y el otoño. El verano se caracteriza porque los días son más largos y las noches más cortas. El invierno es una de las cuatro estaciones de clima templado. Esta estación se caracteriza por días más cortos, noches más largas y temperaturas más bajas


Instincts Allowed y su historia a sido creado para el uso exclusivo de este foro, cualquier plagio o uso de su contenido sin permiso de los administradores será denunciado por sus miembros. Diseño del foro correspondiente a Samsara exclusivamente para IA (agradecemos infinitamente su ayuda con el proyecto). Tablillas por Logan Bennet y Source Code, colaboración de Graficos por Master Imagenes desde Zerochan Tumblr entre otros. Tablón de anuncios por ARABELLA. Nos vemos mucho más sensuales en Chrome.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

crear foro I am shadowhunter Hell Guns Rol 28_194846_96xb13.:Magatsu World:.
Foro by ninoska adasme on Grooveshark

† Jaden Yerathel.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

† Jaden Yerathel.

Mensaje por Jaden Yerathel el Dom Ene 18, 2015 9:29 pm


Jaden Yerathel

And now that I'm strong I have figured out how this world turns cold and breaks through my soul.


Edad: real, desconocida. Aparente, unos dieciséis.

Apodos: Jad, Paloma molesta (Kratos).

Lugar de nacimiento: Desconocido, se cree que la Tierra.

Rol Sexual: Uke.

Raza: Ángel.

Grupo: Civil.

Físico utilizado: Kimura Asagi — Ayakashi Gohan.
Descripción Física


¿Qué se puede decir de Jaden que no esté a la vista? De estatura más bien baja, rayando el metro sesenta y cinco, este muchacho transmite paz por todos los poros de la piel. Es raro verle sin una media sonrisa en su cara, que ilumina sus ojos turquesas con un brillo especial. Su cabello rubio es casi albino, suave y ondulado y a juego con su piel color rosácea. Todo en él es delicado y casi frágil, desde sus movimientos hasta su voz cristalina. Incluso se puede apreciar su lengua 'materna' (el japonés) a la hora de pronunciar la 'L'.

Su figura es estilizada, fina y pequeña. Se le puede tachar de andrógino sin problemas y él no se molestará por ello. Como vestuario, suele emplear camisas, chaquetas o ropas tradicionales japonesas. En general, no cuida demasiado su apariencia con el objetivo de parecer más hermoso, pero ya de por sí irradia un encanto natural. Como último detalle, tiene dos pequeños puntos luminosos que brillan de forma suave en su espalda, por donde las alas pasan del plano inmaterial al visible cuando lo desea: éstas no son plumosas, si no irisadas, casi como una hermosa vidriera de luz apenas tangible con muchos colores. Hay una sola marca que mancha su cuerpo: una pequeña cicatriz en la clavícula que cubre con cuellos altos y ropas anchas.


Descripción Psicológica


» La primera vez que veas a Jaden, sabrás que estás tratando con uno de los chicos más pacíficos que puedas conocer. Suave en sus expresiones, respetuoso y con el rostro casi siempre pacífico, el rubio es la viva imagen de la bondad. Generoso al extremo de hacer todo lo que pueda por los demás, ha llegado a volver a su casa varias horas tarde por quedarse ayudando a algún vendedor ambulante o por haberse entretenido ayudando a una ancianita a transportar sus compras hasta su casa (y claro, ¿cómo se va a negar a subir después a tomar una taza de té con ella?). Consagrado casi al extremo a los demás, ha llegado a olvidar con mucha facilidad sus propias necesidades, prefiriendo la felicidad de otros a la suya propia. Y, sin embargo, siempre se le ve con una sonrisa calmada y feliz. Es una persona que vive la alegría de los demás, contagiándose de ella y contagiándola con facilidad. Alegre y esforzado, nunca dejará nada a medias pues siente que el rendirse no es una opción.

Terriblemente inocente, suele caer con relativa facilidad en cualquier trampa o argucia sin sospechar siquiera. De ahí que Kratos a menudo le regañe, y pese a eso Jaden acabará metiéndose en problemas nuevamente si ve una pelea o un robo… y todo porque querrá pacificar el ambiente. No obstante, esa ingenuidad no riñe con su inteligencia: es experto en geografía de la mayoría de los mundos, y de herboristería, conociendo prácticamente todas las plantas que hay en su planeta natal. Es listo y trabajador pero en él a menudo la inocencia puede sobre la lógica. E incluso su optimismo puede resultar extraño, porque es capaz de ver la parte buena de los más trágicos desastres. Y si no la hay, ¡él hará que exista!

¿Verle enfadado? Es algo realmente improbable. Cuesta mucho sacarle de quicio o hacer que esté más que irritado, y su ira no suele durar mucho. No sucede así con su tristeza, la cual puede llegar a agarrar muy hondo en su pecho y sumirle en un profundo silencio que puede durar de unas pocas horas a varias semanas. Y si entramos en emociones más agradables, jamás ha sentido amor por nadie, no del amor de pareja. No le dirá que no si surge, pero tampoco lo busca con desesperación. Al fin y al cabo, su principal motivación es darlo todo por los demás, y tiene una larguísima vida por delante… ¿no?


Historia


Año 1880. Shanghai, China. La Tierra.

¿De dónde vienen los ángeles? ¿son realmente creados por la mano de Dios, o se reproducen como cualquier otro ser terrenal? Yune, granjera en Hangzou, capital de Zhejiang (provincia vecina de Shanghai, la Tierra), no lo sabía. Pero sí sabía qué era la criatura que encontró un caluroso mediodía de Mayo, al abrir su puerta para acudir a la fábrica de sedas donde trabajaba diez horas diarias. Lo supo en cuanto levantó ese cuerpecillo envuelto en tules y el pequeño que estaba dentro le miró con brillantes ojos verdemar. Lo supo cuando rió, una risa de bebé cristalina… y cuando halos de luz luminosa le surgieron de la espalda al desprenderse de esas telas. Yune podría haberse asustado, haber escapado o haber abandonado al bebé, pero… ella no era así. Hija única de una pareja de trabajadores del arroz, con apenas veinte años ya tenía instinto de madre. Y, así, adoptó al bebé, criándolo con mimo pese a su extenuante jornada laboral.

Jaden sabía que era adoptado. Sólo con ver su cabello rubio y sus rasgos occidentales se percibía. Sin embargo, jamás protestó ni preguntó acerca de su pasado… y Yune tampoco hizo ninguna referencia al mismo. Parecía como si ambos hubieran llegado a un acuerdo mutuo y pacífico. Por otra parte, los estrictos padres de Yune nunca pusieron pegas a que el pequeño comiera de su plato, ya que ayudaba con mucho esfuerzo en el hogar y algunas veces en el trabajo de su hija. El niño era la alegría de la casa, y Yune jamás había apreciado un punto de vista como el de Jaden, que rehuía de cualquier clase de esclavitud y tradición pero que mostraba un gran respeto por todos, en especial los ancianos.

Unos años más tarde, Yune contrajo matrimonio con un hombre casi anciano, rico y sorprendentemente bondadoso, y Jaden fue a vivir con ellos a su mansión. ¿Una vida de cuento de hadas? Quizás. Empezaron a sobrellevar mejor el día a día, comiendo suculentos manjares y trabajando pero ya no con tanta intensidad como antes. Fa, un hombre amable y para nada libertino, fue el perfecto bálsamo para la agotada Yune, que toda su vida había vivido bajo el yugo del trabajo y de los deseos de sus padres. A pesar de su diferencia de edad, Jaden veía el cariño en los ojos de ambos cuando se miraban, y si bien no había un amor intenso e incondicional, sí se mostraba un profundo agradecimiento mutuo que hacía muy feliz al muchacho.
Todo parecía ser perfecto, incluso el marido de Yune había aceptado la naturaleza sobrenatural de Jaden… hasta que llegó el año 1894.

Todo contacto con esa familia se perdió. Los padres de Yune no tuvieron modo de hallar la forma de comunicarse con su hija o su nieto, y en las mentes de todos los que les conocían, poco a poco, fueron cayendo en el olvido tras la angustia y el dolor inicial. Tres años más tarde, después del inicio de la guerra entre Japón y China por el control de Corea, un grupo de policías que patrullaban las calles en busca de alborotadores a los que reprimir... lo encontraron.
Su cabellera rubia había perdido parte del brillo de antaño. Sus ojos, más apagados, sufriendo ese dolor de la guerra. Su cuerpo sucio, manchado y débil, pero seguía allí. En un refugio, atendiendo a distintos pacientes cuando a su alrededor los médicos caían agotados, o enfermos. Uno de los policías que le encontraron era un ángel, e insistió en que le acompañara a un lugar más apacible donde había muchos de su raza, el Cielo, aún extrañado. ¿Cómo uno de los suyos había acabado allí? Los seres celestiales ni siquiera tenían constancia de su presencia en el mundo, o de su mera existencia. Y, sin embargo, allí estaba.
¿Qué fue lo más sorprendente? Que Jaden se negara. Él quería quedarse en la Tierra, ayudando en esa guerra que acababa de comenzar. Por mucho que le insistieran, se negaba, hasta que con mucho trabajo por parte de una delegación de ángeles que acudió a probar suerte, acabó por ceder un poco: cuando acabaran las batallas y esa guerra sin sentido, acudiría.

[…]

En 1945, la guerra terminó. Se lloraron a los muertos, se guardaron los deseos de venganza y todo el mundo intentó pasar página. Jaden ascendió al cielo, aprendiendo todo lo que su familia humana no le había enseñado. No iba solo: a su lado había un pequeño ‘gato’ con sorprendente capacidad para hablar, al cual llamaba Kratos y que se comportaba como su auténtico guardián y protector, algo que pese a no ser aprobado por la mayoría de ángeles tuvo que ser tolerado ya que el rubio insistía: o iban los dos juntos, o no iba ninguno.

Pasaron los meses y los años y Jaden se hizo más fuerte, aprendiendo técnicas nuevas y controlando mejor sus habilidades divinas. Recibió clases diversas tanto de historia como de lucha, aunque jamás se interesó ni por armas de fuego ni por objetos cortantes. Su pacifismo era casi inusual en las recientes avanzadillas angelicales que se iban creando para la defensa de la humanidad, algo que le grangeó tanto miradas de admiración como gestos de desprecio por su 'debilidad'.
Un tiempo después, volvería a la tierra para pasar una década en Francia, para finalmente asentarse en Australia.



Otros Datos



Gustos y disgustos:

✔ Ama la naturaleza, todos los animales e insectos. Le fascina el arte y la música, así como la arquitectura. Uno de sus pasatiempos favoritos es la pintura, donde es bastante bueno. Le apasiona cantar cuando nadie le oye, podría encontrarse su registro entre el barítono y el tenor. Las personas divertidas le suelen caer bien, siempre y cuando no sean groseras en exceso. Los trabajos que le requieren su esfuerzo intelectual, le agradan los retos, y lo curioso es que le gustan más cuanto menos sabe resolverlos. Las comidas suaves o dulces, y la verdura (suele comer más vegetales que carne o pescado, no por ser vegetariano si no por gusto en cuanto al sabor).  Es un completo apasionado de la música celta y de la tradicional japonesa y china. Le encanta el invierno, el sentir la nieve sobre la piel.

✖ Detesta los corrillos grandes de gente, las multitudes en general. Los ruidos estruendosos, como las explosiones y los fuegos artificiales cuando estallan cerca de él, le molestan mucho... porque suele asustarse rápido y dar saltitos embarazosos. Le tiene pánico a los globos, teme que le vayan a explotar en la cara en cualquier momento (sí, pequeñas y extrañas fobias). No le gusta nada la sangre o las heridas, aunque soporte verlas. Menos aguanta aún las injusticias o las groserías, al igual que las faltas de respeto y la traición. Los grandes lujos le incomodan bastante, y le desagradan las bebidas alcohólicas ya que se emborracha con demasiada facilidad y de forma muy poco digna.


† Extras:

Su apellido actual se lo adjudicó él mismo, habiendo carecido hasta ese momento de uno y en honor a uno de los ángeles de alto nivel. Su domicilio está situado en Mercurio, encima de la floristería de la que es dueño: un pequeño apartamento sencillo pero bonito. Cuando está nervioso, tienda a reír quizás de forma tonta. Le gusta contemplar las estrellas de noche, de ahí que a menudo salga al jardín trasero de su casa a tumbarse sobre la hierba. En la mesilla de noche de su cuarto guarda, como si de una reliquia sagrada fuera, una sandalia tosca de cuero extremadamente desgastada.

Sus poderes son puramente angelicales, pudiendo volar  y teniendo algo más de fuerza y agilidad que un ser humano corriente. Puede sanar, aunque aún no ha conseguido salvar a personas con heridas de gran gravedad, algo que le frustra y aterra. Su verdadero poder reside en las visiones. Inconscientemente y de forma incontrolable, Jaden algunas veces puede ver qué va a suceder en determinado lugar, por lo general cosas que estén relacionadas con él… aunque también con los seres que le importan o con las personas que le hayan llamado la atención alguna vez. No obstante, esas visiones aparte de tener una duración medianamente corta, únicamente adelantan el futuro cercano (como máximo, un día… y como mínimo, segundos). Al pasar por estos momentos Jaden quedará totalmente indefenso, parada en el sitio donde esté y con los ojos en blanco. Por lo general, le suele sobrevenir un pequeño dolor de cabeza y cansancio generalizado tras estas visiones.

Como habilidades más ‘normales’, estarían el método de pelea con una larga vara de metal extensible, a modo de cayado. Dicha vara no es capaz de hacer heridas, únicamente golpes y contusiones. Jaden solamente la emplea para defensa personal, es un artefacto extensible y lo suele llevar prendido del cinto o en uno de los bolsillos de la chaqueta.

Y, por supuesto, también cuenta con la inteligencia de Kratos, su protector más que su mascota: un  gato parlante capaz de transformarse en una enorme bestia alada... o una bestia alada contenida en un pequeño recipiente felino. Este 'pequeño' amigo no tiene poderes especiales aparte de volar y adquirir una fuerza colosal en su transformación, siendo su debilidad, tanto en forma normal como 'evolucionada', la electricidad. Se le podría denominar 'quimera', o también experimento fallido de algún hechicero de otros planetas. El origen de Kratos y cómo llegó a Jaden sigue siendo un misterio... que solo ellos dos conocen.





avatar
Jaden Yerathel



Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 14/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: † Jaden Yerathel.

Mensaje por Nicholas Kinney el Dom Ene 18, 2015 9:44 pm




Ficha aceptada.


Bienvenido a instincts Allowed, que tu estancia sea grata.
Ahora puedes rolear por todos los rincones permitidos que tu desees, pasate por las búsquedas, chatbox, temas libres. Y no olvides que cualquier duda o consulta puedes contactarte con los adms y moderadores.



Tiempo es tiempo... prevalecer es el objetivo.
Nicholas Kinney

avatar
Nicholas Kinney



Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 31/10/2013
Edad : 27
Localización : Tierra
Humor : Bastante bueno... eso creo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.